Con olla y cuchara en mano, niños celebraron Ángeles Somos