El acordeón de Bolívar sonó fuerte en el Festival Vallenato