Los sonidos del Festival Internacional de Música Clásica deleitan a la Heroica