CON BASES LLENA, LA SACĂ“ DEL ESTADIO