Con sus manos teje la moda de San Francisco