Bayunca borró la publicidad política de sus paredes