Poste tiene en riesgo a comunidad en la piedra de bolĂ­var